Aprendiendo de la naturaleza… Parte3

Pues ahora si que nos atrasamos en la publicación de esta actividad. Entre tantas cosas por hacer a veces no me da la vida. Pero henos aquí, con este divertido reto superado.

Te acordarás que estamos participando en una serie de cuatro actividades que son RETOS DE PRIMAVERA PARA NIÑOS, lideradas por el blog PEQUEfelicidad. ¿La finalidad? Conectar con nuestros hij@s, darnos un momento de compartir experiencias y qué mejor que utilizando la naturaleza como herramienta. Cuando usamos nuestros sentidos la experiencia se integra, el aprendizaje surge y entonces se almacena en la memoria.

Les comparto cómo lo llevamos acabo. Este tercer reto consistió en hacer nuestro propio libro de naturaleza. Resulta que mi idea era hacer una modificación y en vez de colocar las flores u hojas directamente en el papel, pensaba hacer sellos en el papel con las hojas y pintura comestible, hecha en casa. Digamos que al final la pintura en vez de parecer acuarela, quedó con consistencia de pintura digital –obviamente no funcionó la idea de los sellos. Pero igual nos divertimos bastante y peque exploró las texturas de cada hoja y de la pintura.

Nuestro material constó de algunas hojas que colectamos en los paseos y pintura digital comestible, hecha en casa (más adelante te daré la receta, para que te animes a hacerla con tu peque).

Nuestro material: hojas y pintura.
Nuestro material: hojas y pintura.

El atuendo propio de esta actividad fue en pañal con una blusa que no importara mancharse. Aunque la pintura se lava, preferible no correr riesgos. Pusimos una manta a prueba de agua en el piso y después simplemente dejamos fluir la curiosidad y el arte surgió. Muy concentrada en las hojas, algunas más suaves que otras, unas con borde puntiagudo, otras liso. La pintura de consistencia suave, pegajosa y fría, además de olor rico (¿Quieres saber porqué? La receta al final del post)… Fue todo un ¡Éxito!

Así Camila, concentrada en las texturas, colores y olores
Así Camila, concentrada en las texturas, colores y olores

Me encantó esta actividad, la disfruté intensamente. Fue la primera vez que hicimos la pintura y a mi peque le encantó, sin duda cada vez haremos más colores para después mezclarlos entre ellos y ver el resultado. Por lo pronto, les muestro la obra final en esta foto:

Jugando y aprendiendo
Jugando y aprendiendo

Curiosamente, esta vez no comió la pintura, la probó y no le gustó el sabor, sin embargo mis mascotas estaban esperando pacientemente poder comerla, obviamente al final, lo lograron. Aquí la prueba:

Arte feliz
Arte feliz

¿Te gustó? ¿Qué opinas? ¿Lo harás con tu peque? Por favor comenta o comparte tus tips. Si te ha gustado esta publicación, compártela para que más papás conozcan la actividad y se animen a entrar a los retos. Aún queda uno y por supuesto si no has encontrado el tiempo, siempre es buen momento para ponerte al corriente.

¡Es diversión asegurada, sin mayor gasto!

Como lo prometido es deuda, aquí la RECETA de la pintura digital comestible y casera.

Finalmente te recuerdo la lista de blogs que participamos, cada uno a su manera. Estoy segura que lo encontrarás muy interesante y divertido.

http://www.pequefelicidad.com/

http://montessoriconmispeques.blogspot.com.es/

http://www.punchiscorner.blogspot.com.es/

http://bygauchia.blogspot.com.es/

http://creciendofelicescampanar.blogspot.com.es/

http://bloglacajitademusica.blogspot.com.es/

http://maternidadparadummies.blogspot.com.es/

http://9mesesyunavidanueva.blogspot.com.es/

http://elixirdemama.com/

http://mamavahomeschooler.blogspot.com.es/?m=1

http://www.maminatura.com/es/

Pintura digital comestible… ¡Hecha en casa!

Esta es la primera receta que les comparto para aquellos momentos en casa con los peques, en donde las ideas se nos agotan. Una receta económica, sencilla y divertida en la que incluso los peques mayores, podrán participar desde la elaboración.

 

INGREDIENTES:

Harina y agua (en la cantidad que requieras para ese momento).

Sobres de Kool-Aid

Nosotras usamos una taza de agua con tres cucharadas grandes de harina. Lo que me encanta de la harina es que se trata de un material muy amigable, ¿Muy aguado? agrega más harina, ¿Muy espeso? agrega más agua; hasta tener el resultado que buscas.

 

MODO DE PREPARACIÓN:

Colocar el agua en una olla y disolver la harina en ella, poner a fuego medio y mover para incorporar. Empezará a espesar, mientras se mueve continuamente. Quítala del fuego y sigue moviendo hasta tener una pasta homogénea.

Mezcla recién teerminada
Mezcla recién terminada

En un recipiente por separado sirve cuanta mezcla quieras para incorporar el color. Espolvorea un poco del contenido del sobre de Kool-Aid de tu color favorito y mezcla hasta que toda la pasta sea de un color uniforme.

Incorporando colores
Incorporando colores: Azul
Incorporando colores
Incorporando colores: Rojo

 

Sirve en el refractario en donde se lo planees presentar a tu peque. Recuerda asegurarte de que esté frío antes de dárselo.

Repite esta acción tantas veces como colores quieras. Es muy sencillo, económico y ¡huele rico!

Paleta de color: nuestro resultado final
Paleta de color: nuestro resultado final

TIPS: 

Recuerda que el color del polvo no corresponde al color del sobre sino al “sabor”.

Compra colores primarios y después mézclalos para crear los secundarios.

 

¡¡Finalmente un par de fotos de mi pequeña artista en acción con su pintura!!

Experimentando la textura de la pintura.
Experimentando la textura de la pintura.

 

Integrando las sensaciones
Integrando las sensaciones

Recuerda dejar un comentario con tus experiencias y tips. Si te gustó la idea, comparte la publicación para que más papás lo sepan.