Mi Apoyo

A mi esposo:

Si me hubieran pedido describir justo lo que esperaba que mi esposo hiciera el gran día –el nacimiento de Camila–, estoy segura que simplemente me hubiera quedado corta en la petición comparada con su actitud y cómo ha sido en ese momento y ahora.

Siempre he sabido lo afortunada que soy de caminar a su lado porque es un hombre maravilloso pero lo sucedido los días en el hospital, es algo que ni aun ahora puedo describir en estas pensadas líneas. Sólo acierto a decir que fue el mejor apoyo que pude desear, que con su ternura, amor y cuidado inundó la habitación y estaba segura que todo saldría bien. Que fue maravilloso ver que él fuera quien cargara a Camila por primera vez en su vida y me llenó de confianza y tranquilidad tenerlo con nosotras antes de llegar a casa. Que en ese momento algo en nosotros cambio como pareja, algo profundo e inmenso, una comunión que no había sentido jamás, un vínculo férreo tuvo lugar para cimentar el siguiente escalón de nuestro camino, para solidificar nuestro amor y modificar nuestras vidas por siempre; porque por supuesto no somos los mismos ni como individuos ni como pareja, y ¿cómo habríamos de serlo después de esa experiencia tan sublime y trascendente que es el nacimiento?. No, no somos los mismos. Sin dubitación alguna ese angelito nos ha hecho mejores.

 

Entonces quiero decir GRACIAS. Gracias a la vida que te puso en mi camino –aunque suene a canción–. Gracias por estar aquí y ahora desde siempre, por transmitirme tu amor en cada caricia y mirada. Gracias por el apoyo y el desacuerdo, las caricias, los apapachos, las riñas y reconciliaciones, las sonrisas y los enojos, el cansancio compartido, las tareas divididas, la escucha atenta, el cuidado siempre dispuesto. Porque la maternidad ha sido mas fácil a tu lado, totalmente una razón de gozo a pesar de lo abrumadora que puede llegar a ser. Porque parte fundamental de que llevemos estos meses de lactancia exitosa eres tu desde el principio, desde que todo estaba en casa para que sólo me preocupara por bebe, desde que compraste las cremas y medicamentos necesarios para sanar las grietas iniciales y después los ductos tapados. Y que decir del soporte emocional que es meramente invaluable y pivote de nuestro logro hasta el dia de hoy. Así que gracias muchas, esposo lactante.

 

Te amo siempre.

LINDA

Lactancia

Hablar de lactancia…

… Hablar de lactancia no es un nuevo culto, ni tratar de “evangelizar” para conseguir mas adeptos, tampoco es satanizar a las mamás que han optado por la fórmula para sus bebes puesto que cada una es dueña de esa decisión.

Hablar de lactancia no es crear “bandos” entre mamás, ni decir que un grupo es mejor que otro o peor. Tampoco es un “hashtag” ni un “trending topic”.

 

Me vienen a la mente las campañas para detección oportuna de cáncer de mama o cervicouterino o testicular o de colon. ¿Acaso forman parte de una secta las personas que deciden hacerse el estudio para la detección oportuna de estas enfermedades?, ¿Acaso criticamos a los medios que se encargan de educar en este campo y que hacen llegar la información a toda la población? o ¿Acaso forman parte de un “mejor grupo” los que lo hacen de los que no?.

Efectivamente es una cuestión de decisión personal, hacernos responsables de nuestra salud. Y así también es hablar de lactancia, es conocer los beneficios para la salud de mamá-bebé que conlleva y entonces hacernos responsables y tomar una decisión, pero una decisión informada.

 

Es por esto que digo que hablar de lactancia es INFORMAR, es derribar mitos, es ayudar a identificar consejos bien-intencionados pero errados, de la gente a nuestro alrededor. Hablar de lactancia es apoyar, es facilitar el conocimiento a la mayoría de mamás posibles con la finalidad de que, aquellas que deseen amamantar, lo logren. Con la finalidad de que amamantar o no, efectivamente sea una decisión; que toda mamá cuente con las herramientas necesarias para que así sea.

Que todas aquellas mamás que optan por la fórmula no sea por desconocimiento de la fisiología de su cuerpo o porque no “supieron” interpretar adecuadamente a su bebé. Ni porque “no tuvieron leche” y que de ser así, en verdad se encuentren en el 2% de casos en los que eso sucede.

 

Optar por leche materna o por fórmula será una opción equitativa cuando la difusión de ambas esté a la par, cuando no se persuada a la mamá que quiere amamantar para que cambie de opinión, ni viceversa claro (aunque me pregunto: ¿Cuántas se persuaden para amamantar en un mundo globalizado por los intereses de la industria lechera?), cuando no se mal informe respecto a la diferencia entre ambas, sino cuando se enumeren los beneficios de la leche materna sobre la fórmula tal cual son, cuando exista un verdadero apoyo a la mamá que lacta en el ámbito hospitalario, laboral, social y familiar.

 

Hablar de lactancia es que ninguna mamá con el ánimo o deseo de amamantar, se quede en el intento, sino que llegue a la meta; a SU meta.

 

Ya hay muchos obstáculos, vamos librando algunos y que la falta de conocimiento y acompañamiento no estén más en la lista.

Quién soy

Mi nombre es Linda, estudié medicina, me especialicé en radiología y finalmente me sub-especialicé en Imagen de Mama (efectivamente, muchos años). Recientemente me convertí en mamá, hace 11 meses para ser exacta, y sin duda ha sido la tarea más difícil que he realizado jamás. Maravillosa y cansada, frustrante y gratificante a la vez, se ha conformado en una experiencia plena.

La maternidad me ha abierto un mundo nuevo que he venido explorando y ha resultado fascinante y enriquecedor. Me ha puesto a prueba casi a cada segundo, me ha retado constantemente y me ha hecho crecer de manera exponencial. Me ha permitido conocerme mejor y descubrir gustos, intereses, pasiones y habilidades nuevas. Dos de los más motivadores hasta el momento y razón de este blog, han sido:

 

La cocina, disfruto enormemente seguir recetas y hacer sustituciones a mi gusto y sobre todo el rico resultado. Por lo que en este blog encontrarán un espacio dedicado a todas las recetas con éxito que hemos probado hasta el momento.

La segunda es la información relacionada con bebés, de ésta la que mas me apasiona es toda aquella que involucre la lactancia. Y es que aún no puedo creer cuan ignorante era respecto a un tema tan importante que atañe a mamás y bebés y que incluso, es su desconocimiento lo que ha resultado en un problema de salud pública.

 

La idea de este blog, resultó de una fría tarde de invierno en casa, con una bebe en brazos, sin mucha idea de nada. Inicialmente compartiría experiencias; conforme ha pasado el tiempo y he crecido como mamá, se ha consolidado una idea mucho más motivadora al respecto. He decidido aprovechar este espacio para compartir temas personales y difundir información que me ha sido de gran utilidad.

Me emociona al máximo esta aventura por emprender y espero se refleje en cada una de mis líneas compartidas y se contagien aquell@s que me leen.