El porteo en mi vida

Pasada esta Semana Internacional de la Crianza en Brazos, quiero compartir lo contenta y satisfecha que me siento de las actividades que tuve para dar a conocer el porteo a más familias.

Desde que conocí este mundo del porteo, mi vida y la de mi familia cambió positivamente. Nos desplazamos mucho más fácil en viajes, paseos y simples caminatas, ni que decir de esos días de gripa y fiebre con mi bebé sintiéndose mejor en brazos, amarrada a mí. Al inicio pensé que sólo quería aprenderlo para nuestro beneficio; después surgió en mi, la inquietud de transmitirlo a más familias… y ahí empezó el camino.

No puedo dejar de mencionar a las grandes mujeres que con esta aventura, he conocido. Emprendedoras, inteligentes y valientes de las que he aprendido tanto, y que por supuesto han enriquecido mi experiencia en todos los aspectos, la han hecho integral. Me siento afortunada y motivada de saber que existen personas, como ellas, que reconocen que entre más nos ayudemos unos a otros mejor nos irá a todos y no al revés.

Hace ya un año formal del inicio de esta carrera que sólo puedo decir me ha llenado de grandes emociones y satisfacciones, pero que también ha sido un gran reto para salir de mi zona de Confort.

El día de hoy me siento muy contenta del espacio y tiempo que me brindó la Revista Padres e hijos para una entrevista en FB live  – en la que tuvimos una falla técnica y está en dos partes, aquí la segunda – y para grabar algunas cápsulas, esperando les sean útiles.

Los tips básicos de porteo que debes conocer para cualquier cargador, están aquí. Para un par de situaciones muy frecuentes; si estás amamantando y quieres un amarre con fular, sencillo y práctico con el que puedas seguir tus pendientes en casa o en la calle, esta es tu opción… Si ya probaste fulares y no son lo tuyo, y estás en busca de algo con menos tela, entonces tienes que probar la bandolera.

Sin duda falta mucho por andar y aprender pero de eso se trata crecer.