Pero querías ser mamá ¿no?

Por alguna razón he escuchado durante el último mes sobre cómo cambia la vida de una mujer con el nacimiento de un bebé. Probablemente siempre se ha dicho y ahora he puesto más atención. Estos comentarios me han hecho reflexionar.

Se dice entonces que ser mamá cambia la vida –aparentemente en un aspecto negativo, aunque es maravilloso y eso parece compensarlo. Se dice que ser mamá es olvidarte de ti, es dejarte por alguien más –una personita altamente demandante que no espera otra cosa más que tu atención al 100% las 24 horas de los 365 días del año. Que dejas de ser dueña de tu tiempo, dejas de pasar tiempo con tu pareja, dejas de hacer lo que te gusta, dejas de ser dueña de tu vida.

Se compadece a la mamá que deja de trabajar después de haber estudiado tanto o de haberle costado tanto trabajo pero se compadece de la misma manera a aquella mamá que regresa al trabajo y no tiene el tiempo deseado para estar con su bebé. El caso es que no importa la situación en la que se encuentre, ni las decisiones tomadas, parece ser que la maternidad es un sacrificio, siempre. El típico “no se puede tener todo” o “unas cosas por otras”.

 

Claro que en esta vida hay que priorizar. Pero hay que priorizar siempre, se tenga o no un bebé. Nuestras prioridades van de acuerdo a nuestros intereses, nuestros gustos, nuestros deseos. Ser mamá me ha hecho conocer otros aspectos de mi; me he permitido fluir y me he sorprendido. Me he dado cuenta que me encuentro en la etapa más creativa, más activa, más motivada, más interesada de nuevas experiencias,más flexible, más emprendedora, con la mayor valentía de salir de mi zona de confort, de toda mi vida. No digo que una mujer necesite ser mamá para lograrlo, porque no lo creo así; lo que digo es que la maternidad es una etapa especialmente sensible que podemos aprovechar a nuestro favor. Es el momento perfecto para ser más dueñas de nuestra vida que nunca, para lucir todas las cualidades escondidas o descubiertas gracias a ella, para brillar con nuestro máximo esplendor y enseñarles a nuestros hijos que esa es la mejor forma de caminar por la vida.

Por supuesto que estoy cansada, que es pesado, que es difícil y que cuando siento no poder más, tengo que seguir dando. Pero nada en esta vida que sea espléndido, nada en esta vida en lo que quieras dar lo mejor de ti y que te haga vibrar, nada por lo que te apasiones y te motive a ser la mejor versión de ti misma, nada, es ni fácil ni se logra sin esfuerzo ni sin cansancio.

Me parece que es momento de tomar las decisiones por lo que queremos, por lo que nos mueve y nos hace felices y responsabilizarnos de ellas. Dejar de compadecernos, dejar de sufrir porque “así nos tocó”. Necesitamos dejar de vivir nuestras decisiones como un constante sacrificio porque nadie –menos nuestros hijos– se merece cargar con el peso de haber sido el motivo de nuestra renuncia o frustración.

 

Asi que si, sí quería ser mamá. No, no ha sido un sacrificio y tampoco es fácil todo el tiempo. Pero puedo decir que al ser más paciente y tolerante, mi hija me parece menos demandante; supongo que el problema en cuanto a lo “demandante” de los niños, lo tenemos los adultos. Y en vez de esperar a que crezca para “retomar nuestra vida”, hemos decidido vivirla con ella e incluirla para que sea un miembro activo de la familia –uno con voz–. Sin duda es algo que hace nuestras experiencias más enriquecedoras, más divertidas y más gratificantes; nos mantiene en movimiento y aprendizaje constante. Sí ha sido un cambio y sí amerita estar dispuesto a readaptarse; pero también nos adaptamos al trabajo nuevo donde no conocemos a nadie el primer día o al jefe que no es lo que esperábamos, o al nuevo horario de la clase de spinning o al cambio de casa o departamento o de ciudad o a la desvelada de la fiesta por la boda de la mejor amiga. Vivimos en constante cambio, la diferencia radica en cómo lo vivimos.

 

Si eres una mamá, el mejor ejemplo para tu hij@ es mostrarle que cada quién somos dueñ@s de nuestras decisiones. Y basarlas en lo que verdaderamente queremos, es el camino al éxito. Al ver y preocuparnos por nosotras, también les enseñamos lo importante que es poner atención en las propias necesidades. Así que se vale estar cansada y decirlo, ellos no sólo aprenden de nuestras sonrisas y bienestar.

Si eres una persona cercana a una mamá, no necesita que le digas: “así lo quisiste”, “te aguantas”, “querías ser mamá, ¿no?”, “yo por eso no tengo hijos”, “los hijos son sacrificio”, “primero siempre su bienestar”, “lo que necesitas son unas vacaciones lejos”. Mejor prepárale un café y juega con los niños para que lo pueda tomar caliente o limpia una parte de la casa o lava los trastes o hazte cargo por un momento mientras ella toma un baño sin prisas o una caminata relajada; seguro cualquiera de estas acciones serán de mucha ayuda.

Elige ser feliz

Aprendiendo de la naturaleza… Parte3

Pues ahora si que nos atrasamos en la publicación de esta actividad. Entre tantas cosas por hacer a veces no me da la vida. Pero henos aquí, con este divertido reto superado.

Te acordarás que estamos participando en una serie de cuatro actividades que son RETOS DE PRIMAVERA PARA NIÑOS, lideradas por el blog PEQUEfelicidad. ¿La finalidad? Conectar con nuestros hij@s, darnos un momento de compartir experiencias y qué mejor que utilizando la naturaleza como herramienta. Cuando usamos nuestros sentidos la experiencia se integra, el aprendizaje surge y entonces se almacena en la memoria.

Les comparto cómo lo llevamos acabo. Este tercer reto consistió en hacer nuestro propio libro de naturaleza. Resulta que mi idea era hacer una modificación y en vez de colocar las flores u hojas directamente en el papel, pensaba hacer sellos en el papel con las hojas y pintura comestible, hecha en casa. Digamos que al final la pintura en vez de parecer acuarela, quedó con consistencia de pintura digital –obviamente no funcionó la idea de los sellos. Pero igual nos divertimos bastante y peque exploró las texturas de cada hoja y de la pintura.

Nuestro material constó de algunas hojas que colectamos en los paseos y pintura digital comestible, hecha en casa (más adelante te daré la receta, para que te animes a hacerla con tu peque).

Nuestro material: hojas y pintura.
Nuestro material: hojas y pintura.

El atuendo propio de esta actividad fue en pañal con una blusa que no importara mancharse. Aunque la pintura se lava, preferible no correr riesgos. Pusimos una manta a prueba de agua en el piso y después simplemente dejamos fluir la curiosidad y el arte surgió. Muy concentrada en las hojas, algunas más suaves que otras, unas con borde puntiagudo, otras liso. La pintura de consistencia suave, pegajosa y fría, además de olor rico (¿Quieres saber porqué? La receta al final del post)… Fue todo un ¡Éxito!

Así Camila, concentrada en las texturas, colores y olores
Así Camila, concentrada en las texturas, colores y olores

Me encantó esta actividad, la disfruté intensamente. Fue la primera vez que hicimos la pintura y a mi peque le encantó, sin duda cada vez haremos más colores para después mezclarlos entre ellos y ver el resultado. Por lo pronto, les muestro la obra final en esta foto:

Jugando y aprendiendo
Jugando y aprendiendo

Curiosamente, esta vez no comió la pintura, la probó y no le gustó el sabor, sin embargo mis mascotas estaban esperando pacientemente poder comerla, obviamente al final, lo lograron. Aquí la prueba:

Arte feliz
Arte feliz

¿Te gustó? ¿Qué opinas? ¿Lo harás con tu peque? Por favor comenta o comparte tus tips. Si te ha gustado esta publicación, compártela para que más papás conozcan la actividad y se animen a entrar a los retos. Aún queda uno y por supuesto si no has encontrado el tiempo, siempre es buen momento para ponerte al corriente.

¡Es diversión asegurada, sin mayor gasto!

Como lo prometido es deuda, aquí la RECETA de la pintura digital comestible y casera.

Finalmente te recuerdo la lista de blogs que participamos, cada uno a su manera. Estoy segura que lo encontrarás muy interesante y divertido.

http://www.pequefelicidad.com/

http://montessoriconmispeques.blogspot.com.es/

http://www.punchiscorner.blogspot.com.es/

http://bygauchia.blogspot.com.es/

http://creciendofelicescampanar.blogspot.com.es/

http://bloglacajitademusica.blogspot.com.es/

http://maternidadparadummies.blogspot.com.es/

http://9mesesyunavidanueva.blogspot.com.es/

http://elixirdemama.com/

http://mamavahomeschooler.blogspot.com.es/?m=1

http://www.maminatura.com/es/

Pintura digital comestible… ¡Hecha en casa!

Esta es la primera receta que les comparto para aquellos momentos en casa con los peques, en donde las ideas se nos agotan. Una receta económica, sencilla y divertida en la que incluso los peques mayores, podrán participar desde la elaboración.

 

INGREDIENTES:

Harina y agua (en la cantidad que requieras para ese momento).

Sobres de Kool-Aid

Nosotras usamos una taza de agua con tres cucharadas grandes de harina. Lo que me encanta de la harina es que se trata de un material muy amigable, ¿Muy aguado? agrega más harina, ¿Muy espeso? agrega más agua; hasta tener el resultado que buscas.

 

MODO DE PREPARACIÓN:

Colocar el agua en una olla y disolver la harina en ella, poner a fuego medio y mover para incorporar. Empezará a espesar, mientras se mueve continuamente. Quítala del fuego y sigue moviendo hasta tener una pasta homogénea.

Mezcla recién teerminada
Mezcla recién terminada

En un recipiente por separado sirve cuanta mezcla quieras para incorporar el color. Espolvorea un poco del contenido del sobre de Kool-Aid de tu color favorito y mezcla hasta que toda la pasta sea de un color uniforme.

Incorporando colores
Incorporando colores: Azul
Incorporando colores
Incorporando colores: Rojo

 

Sirve en el refractario en donde se lo planees presentar a tu peque. Recuerda asegurarte de que esté frío antes de dárselo.

Repite esta acción tantas veces como colores quieras. Es muy sencillo, económico y ¡huele rico!

Paleta de color: nuestro resultado final
Paleta de color: nuestro resultado final

TIPS: 

Recuerda que el color del polvo no corresponde al color del sobre sino al “sabor”.

Compra colores primarios y después mézclalos para crear los secundarios.

 

¡¡Finalmente un par de fotos de mi pequeña artista en acción con su pintura!!

Experimentando la textura de la pintura.
Experimentando la textura de la pintura.

 

Integrando las sensaciones
Integrando las sensaciones

Recuerda dejar un comentario con tus experiencias y tips. Si te gustó la idea, comparte la publicación para que más papás lo sepan.

A ti mamá

Si los bebés son ángeles que escogen a sus padres para obtener una lección de vida… Entonces en su momento decidí escogerte para que me enseñaras tanto.
Gracias por protegerme como no lo hicieron contigo. Gracias por abrazarme, besarme, apapacharme como tanto lo añoraste para ti. Gracias por tu extraodinaria visión, que no es algo que hayas aprendido de tu madre. Gracias porque siempre llevé lunch a la escuela, desayuné por las mañanas, hiciste la tarea a mi lado y compraste la monografía a último minuto. Gracias por seguir tu sentido común a pesar de estar en contra de la opinión externa. Gracias por permitir y promover mi estrecha relación con mis abuelos paternos y mi papá a pesar de la inconformidad de otras personas. Gracias por las veces que nos llenamos la boca de chicles hasta no poder hablar. Gracias por jamás pegarme aunque eso haya sido parte de tu infancia. Gracias por preocuparte de ser diferente, de mejorar, de estar ahí.
Hoy se que los papás nos tocan y no son como esperamos o queremos sino como ellos pueden y se permiten ser. En medida que he entendido esto, te comprendo más, te acepto como eres y he dejado de esperar la reacción que desearía y empezado a escuchar la que de tu esencia surge.
Sé que ninguno sabemos como ser papá o mamá, pero si te sirve de consuelo, ninguno sabemos como ser hija o hijo; es algo que aprendemos juntos en el camino, con ensayo y error –como diría Mafalda: nos graduamos el mismo día.

En esta misión de vida destinada a aprender la una de la otra ávida y activamente, espero tus enseñanzas hayan encontrado reciprocidad en las mías.

Gracias por ser, por estar, por enseñarme lo que quiero repetir con mis hijos y lo que no, porque de eso se trata ¿cierto?

Y aunque no necesito de un día para decirte cuanto te admiro y lo que te quiero, que mejor oportunidad que hoy.

… a ti mi respeto Señora, Señora, Señora

a ti mi guerrera invencible

a ti luchadora incansable…

Denise de Kalafe 

 

Aprendiendo de la naturaleza… Parte2

 

Como ya recordarán estamos en una serie de actividades para aprovechar la primavera y obligarnos un poco a salir de la rutina y ponernos en contacto con la naturaleza, compartiendo con nuestros peques un momento sencillo que nos mueva y cargue de energía positiva para continuar.

Este segundo RETO DE PRIMAVERA PARA NIÑOS, consiste en germinar un frijol y ver su transición de semilla a planta. Resulta que a pesar de saber que esto lleva tiempo, lo decidimos hacer el mismo día que publicamos la actividad (es decir hoy) y por supuesto no hay planta aún, les muestro entonces en esta publicación, cómo es que empezamos y lo actualizaré conforme el paso del tiempo, hasta tener nuestro frijol germinado con su tallo y hoja –¡Espero! De niña me encantaba esta actividad pero siempre me preocupaba no tener en equilibrio los elementos necesarios para que se lograra.

 

¡¡¡Deseo  te sea tan divertido como a nosotras y que se den tus frijoles!!!

Primero pusimos todo nuestro material al alcance de mi peque. Algunas modificaciones fueron necesarias ya que tiene 13 meses.

El material fue: el frasco de cristal, un par de borlas de algodón y agua para humedecerlo y los frijoles.Material

En un plato grande coloqué algunos frijoles, semillas de linaza y avena para que explorara un poco las texturas, después algunos de los frijoles los colocó en el frasco y antes de que lograra comerse alguno, puse el algodón húmedo al fondo del frasco de cristal con los frijoles encima.2

Una actividad sin duda divertida, rápida, sin costo alguno que además me hizo recordar mi infancia y compartir ese momento con mi hija… iré entonces actualizando las fotos del proceso. Empezamos con la primera en el día uno, estoy ansiosa de ver como resulta…

Emocionadas de ver el resultado
Emocionadas de ver el resultado

Cómo había quedado, esta es la primera actualización de nuestra germinación de frijoles. He de decir que probablemente me siento mucho más emocionada que mi peque, ya que es la primera germinación que se me ha dado con tan buenos resultados… Hemos visto la evolución cada día y mi bebé observa por algunos minutos fijamente dentro del frasco. He aquí las fotos. La última de este día me ha sorprendido más que todas con la forma en la que se pueden ver las raíces a través del frasco de cristal. Esperamos que se fortalezcan para trasplantarlas a la tierra y compartir con ustedes las imágenes.

Sorprendidas de la maravilla que es la naturaleza
Sorprendidas de la maravilla que es la naturaleza

Pues he aquí nuestra última actualización de este reto. Nos ha hecho aprender a la par puesto que ni mi esposo ni yo, habíamos tenido nunca frijoles que se dieran de esta manera.

Increíble
Increíble

Crecieron increíblemente rápido, tanto que decidimos trasplantarlos a una maceta con tierra. Las raíces estaban tan enredadas en el algodón que colocamos un poco de tierra al fondo de la maceta, luego el algodón con los tallos y finalmente cubrimos con un poco más de tierra. La luz que les da es indirecta. Siguen creciendo y dando más hojas. Tuvimos incluso que “ferulizar” los tallos con agitadores de café porque se empezaban a doblar del peso.

De semilla a planta
De semilla a planta

Definitivamente una actividad que nos ha resultado muy divertida, de mucho aprendizaje y ha despertado nuestra capacidad de asombro. Son los detalles de la vida a lo que hay que estar atentos, son los instantes compartidos los que perduran en la memoria.

¿Qué tal, te ha gustado? ¿Lo intentarás? Comparte para que más papás se enteren de estas divertidas actividades y aprovechen un tiempo de escape de las presiones de la vida cotidiana para compartir con sus hijos.

Aquí la lista de blogs que participamos, cada uno a su manera. Estoy segura que lo encontrarás muy interesante y divertido.

http://www.pequefelicidad.com/

http://montessoriconmispeques.blogspot.com.es/

http://www.punchiscorner.blogspot.com.es/

http://bygauchia.blogspot.com.es/

http://creciendofelicescampanar.blogspot.com.es/

http://bloglacajitademusica.blogspot.com.es/

http://maternidadparadummies.blogspot.com.es/

http://9mesesyunavidanueva.blogspot.com.es/

http://elixirdemama.com/

http://mamavahomeschooler.blogspot.com.es/?m=1

http://www.maminatura.com/es/

 

Aprendiendo de la naturaleza… Parte 1

Pues entre tanto trabajo, hay varios nuevos posts en el “tintero”, sin embargo tendrán que esperar ahí porque he decidido dar prioridad a una serie de actividades para aprovechar la primavera.
Resulta que esta idea lidereada por PEQUEfelicidad consiste en una serie de actividades para aprovechar la primavera con nuestros peques.

Hacer un pequeño espacio en nuestro día a día para conectar con ellos es fundamental, además estoy segura que de estos momentos no sólo ellos se benefician sino nosotros como adultos también.
Es fácil que la rutina nos agobie y el estrés nos abrume, hagamos un alto para pasar un momento de calidad con nuestros niños; disfrutando la naturaleza, observando el comportamiento de la vida que en ella existe; despertemos nuestra capacidad de asombro y dejémonos sorprender por el ávido aprendizaje de los pequeños mediante los detalles, esos que los adultos solemos olvidar.

bienvenida primaveraAquí el proceso de cómo llevamos acabo esta actividad, la primera de cuatro retos de los “RETOS DE PRIMAVERA PARA NIÑOS”
Al final del post, podrás encontrar las ligas de los otros blogs que están participando en este reto, sin embargo si no tienes uno, te puedes unir también a participar en la página de facebook, finalmente lo más importante es encontrar otros espacios que fomenten el aprendizaje, nos motiven a experimentar nuevas cosas y sobretodo a conectar con nuestros hijos en este mundo, ya de locos.

¡¡¡Espero que te guste y lo disfrutes tanto como nosotras!!!

La primavera definitivamente se ha hecho presente con todos los colores que la caracterizan … y las lluvias también. Hemos recolectado algunas flores en esta mañana lluviosa.

Explorando las flores

Aunque la idea era explorarlas en el parque, hemos tenido que esperar llegar a casa.

En este caso, tuvimos que hacer algunas modificaciones para que la actividad fuera realizada por ambas, debido a la edad de mi peque (13 meses). Escogimos colores brillantes y diferentes con flores ya abiertas; consideramos también que es importante fomentar el respeto a la naturaleza, dejando aquellas que aún están en etapa de botón.
p l a n t l i f eAcomodamos nuestro material en la mesa: flores y tarro pequeño (para la fácil manipulación de la peque –con supervisión puesto que es de cristal).
En el tarro pusimos agua con sal y hielos para que las flores perduren más y cortamos los tallos en sesgo. Tras un momento de exploración de las flores – y unas cuantas saboreadas. Las acomodamos en el tarro y … ¡¡¡LISTO!!!

 

Una actividad sencilla, con mucho color y vida, que nos obliga a salir y respirar el aire fresco y a pasar un momento divertido juntas, sin el obstáculo de las redes sociales ni el estrés cotidiano.

 

¿Qué tal? ¿Lo intentaste? ¿Te gustó? Platícame en los comentarios y comparte este post para que más papás se unan al reto. Recuerda compartir con el hashtag #retosdeprimaveraparaniños

 

Aquí la lista de blogs participantes:

http://www.pequefelicidad.com/

http://montessoriconmispeques.blogspot.com.es/

http://www.punchiscorner.blogspot.com.es/

http://bygauchia.blogspot.com.es/

http://creciendofelicescampanar.blogspot.com.es/

http://bloglacajitademusica.blogspot.com.es/

http://maternidadparadummies.blogspot.com.es/

http://9mesesyunavidanueva.blogspot.com.es/

http://elixirdemama.com/

http://mamavahomeschooler.blogspot.com.es/?m=1

http://www.maminatura.com/es/

 

Día Internacional de la mujer

Tenía varios meses rondando esta idea en mi cabeza y ahora a propósito del día internacional de la mujer y la plática entablada con una amiga respecto al mismo, decidí plasmarla en letras.

Mi amiga me decía: ” Mi celular está lleno de mensajes de felicitaciones en el día de la mujer; les doy las gracias aunque la verdad no estoy orgullosa de serlo. Ser mujer es tener que sufrir por depilarte, pasar tiempo arreglándote para siempre verte bien, tener que ser flaca y aguantar cada mes el síndrome premenstrual. En cambio los hombres, no necesitan nada, más que cortarse el pelo una vez al mes. Yo preferiría ser hombre; ser mujer apesta”

Al escucharla me reí, sin embargo me quedé pensando que aunque eso es lo que nos han enseñado, eso no es ser mujer.

Luego recordé que mientras estaba embarazada me dijeron: “Ojalá sea niño, las niñas sufren mucho, aún es un mundo de hombres”. Aunque una verdad incómoda, la desigualdad sigue siendo un obstáculo presente en el día a día de niñas y mujeres, el evitar hablar de ella no implica que su brecha disminuya. Algunos de los múltiples obstáculos a los que nos enfrentamos, son expuestos en este video de la federación internacional de los derechos humanos, una visión de la punta del iceberg.

“Mujeres y niñas contribuyen día a día en muchas formas, visibles e invisibles”

Un día en la vida de las mujeres. Foto-ensayo. ONU 

Siempre he estado orgullosa de la mujer que soy. Pienso que nos compete modificar pensamientos que nos llevan a actuar de manera discriminatoria hacia nosotras mismas y nuestras iguales. Pienso que debemos poner más atención en lo que enseñamos a nuestros hijos e hijas. Necesitamos hacerle saber a nuestra hija que es dueña de su cuerpo, de su mente y de su felicidad, que está bien saber lo que quiere y que es capaz de luchar por ello y lograrlo, que es la protagonista de su vida y que ha nacido completa, no sólo la mitad de ella, que su valor no depende de la talla de ropa y que puede usar la que le parezca cómoda, que no siempre tiene que estar feliz o sonreír, que el futbol o el karate también son deportes para ella, que puede ser ingeniera en lugar de bailarina, que puede jugar con coches y herramientas y también cambiar una llanta, que ella es capaz y autónoma, que no necesita ser rescatada. En lugar de hacerla creer que es una “damisela en peligro” que necesita ser salvada de sus propias decisiones.

Necesitamos que nuestro hijo crezca respetando a todos por igual, incluidas las mujeres, que sepa escuchar y respetar un no, que reconozca sus sentimientos y que se sienta libre de expresarlos, que llorar también es de “hombres” así como reír o gritar, que sepa que su valor no depende de comprar el auto último modelo ni de la cantidad de dinero que gana en la empresa, que puede vestirse del color que desee incluido el rosa, que la sensibilidad no es exclusiva de un género u orientación sexual sino innata a la raza humana, que practicar ballet o pintura también amerita esfuerzo, disciplina y constancia igual que cualquier otro deporte o arte, que está bien si prefiere la cocina sobre la física. En vez de decirle desde pequeño que el no de las mujeres es  y viceversa, que usualmente no sabemos lo que queremos y es su tarea mostrárnoslo y su deber “liberarnos” constantemente de nuestras emociones.

Necesitamos mostrarles a nuestras hijas e hijos que no es una lucha de poderes, que hombres y mujeres compartimos responsabilidades, que mamá tiene autoridad igual que papá y que papá muestra afecto igual que mamá. Que la competitividad no está en los cromosomas ni en la estructura del pensamiento ni en la anatomía y fisiología del cuerpo, la competitividad debe darse en el desarrollo de habilidades, en la motivación de capacidades, en el reconocimiento del esfuerzo, en el respeto de la individualidad y de ahí la importancia de que las oportunidades sean equitativas.

No es cuestión de comparación porque la diferencia de nuestra naturaleza es innegable, pero esto nada tiene que ver con nuestro valor nato como seres humanos, con nuestro potencial, con nuestros derechos; es eso en lo que somos iguales y así debemos ser reconocidos –hombres y mujeres. La ONU a razón de este día publicó La huella de las mujeres en la historia con cifras que nos sitúan en la realidad de muchas mujeres y niñas en el mundo actualmente.

Soy médico, por muchos años mi prioridad fue laboral. Es ahora que soy mamá y he dedicado un año a mi familia que me he enfrentado a una serie de preguntas: ¿Cómo dejar lo que tanto me ha costado? ¿Perderé reconocimiento profesional en este tiempo? ¿Cómo dejar de ser competitiva? ¿Cómo no lograr un equilibrio entre la vida laboral y familiar de acuerdo a lo planeado? ¿Cómo reincorporarme después de “sólo” haber sido mamá un año? ¿Qué decir durante la entrevista de trabajo en este año de “no hacer nada”?

Esto me ha hecho reflexionar sobre lo importante que es el tiempo de maternidad no sólo para la mamá y el bebé, sino para la sociedad. Cada derecho de las mujeres que es respetado, valorado y llevado a cabo es un avance para la sociedad y por lo tanto beneficio para todos.

Antes de ser mamá yo también pensaba que hay sacrificios por hacer lo que uno quiere, una cosa por otra. Ahora pienso que vivir una decisión como sacrificio solo puede tener dos orígenes: en tono personal, se trata de una elección no deseada o en tono social, se trata de una situación injusta. Pienso que toda mujer debe de poder decidir libremente qué es lo que quiere hacer en su vida. Pienso que aquella mujer que desee ser madre y continuar su vida laboral, tiene el derecho de lograr ambas cosas y además se le debe proporcionar el ambiente y espacio propicios para ello; no como un signo de debilidad ni de predilección sino como un síntoma de una sociedad consciente de la importancia de este momento y las necesidades que a el atañen.

Por supuesto que no puedo pensar en otro ejemplo que la lactancia. Aquellos países que han extendido –como parte de sus políticas– el tiempo de incapacidad de la madre posterior al nacimiento del bebé y han tomado en cuenta al padre, dándole también tiempo de incapacidad, han visto incrementando el porcentaje de lactancia materna exitosa en su población. Se conoce también que otro factor importante para la continuación de la lactancia materna una vez que la madre ha regresado al trabajo es un lugar adecuado y la disponibilidad de tiempo para la extracción de leche. Regresar a la vida laboral es un tema que surge frecuentemente en las conversaciones y genera mucha ansiedad, angustia, miedo, incertidumbre y preocupación en las madres; es por eso crucial allanar este terreno, para facilitar la transición. Además quién puede enfocar su concentración para desempañar una adecuada labor, cuando la mente se encuentra en otro lado –en el que genéticamente tiene prioridad– en su bebé.

Hemos dejado de lado nuestra naturaleza y hemos olvidado lo que como seres humanos, necesitamos.

Puede juzgarse el grado de civilización de un pueblo por la posición social de la mujer

Domingo Faustino Sarmiento