Maternidad: Parteaguas de vida

 

Muchas veces escuché durante mi vida académica lo que la maternidad hace a las mujeres más estrictas imaginables en el ámbito profesional –esas a las que en la prepa se les tiene miedo, en la universidad respeto, en el posgrado admiración y muchas veces al final se busca seguir sus pasos, las ablanda, las cambia, dejan de ser lo que eran–, queda apenas su sombra.

Hoy soy mamá y si he cambiado, si me siento diferente, sí soy diferente. No otra, sólo diferente.

Me he dado cuenta que va más allá de ser blanda o de sentir mayor ternura o empatía por tener un hijo. Y es precisamente hoy que una mujer, una muy parecida a esas que describí arriba, una mujer con trayectoria y logros, me dijo: “el embarazo y la maternidad son un momento de crucial sensibilidad en la mujer, en la mayoría de los casos”. Es un momento en el cual con esa sensibilidad exaltada, la mujer está dispuesta a escuchar más, a ampliar su visión y horizontes a permitirse explorar cosas diferentes a pensar diferente, incluso aunque antes no fuera así. Claro, en esa sensibilidad hay un enfrentamiento con nuestro yo más profundo que no siempre es grato ni fácil encontrar, pero siempre enriquecedor; diría Laura Gutman: “el encuentro con la propia sombra”.

Y es precisamente eso lo que me ha sucedido siendo mama, no digo que me encontré, porque afortunadamente el conocerme, aceptarme y sanarme lo había logrado antes y después de un largo proceso personal. Pero sí puedo decir que he descubierto otras características de mi misma que no conocía, otros gustos, otros intereses, otras motivaciones, otros sueños, nuevos deseos, habilidades culinarias que disfruto al máximo, todo movido por una inspiración muy profunda que no podría describir en estas líneas.

Es al identificar esta parte nueva que me emociona y me asusta no poderla integrar por completo a mi vida. Sin embargo ¿Qué somos sino seres integrales?, malabareando todas nuestras pasiones de una sola vez, compartiendo el camino con aquellos amados, mientras la vida nos alcance.

elixirdemama@gmail.com

Mamá, esposa y médico. Sensible, realista y apasionada. Una idea que surgió hace un año, que ha revolucionado mi vida y sacudido mi corazón, hoy empieza a tomar forma con este primer paso

8 thoughts on “Maternidad: Parteaguas de vida

  1. En el mismo camino. ..aprendiendo a ser madre…la maternidad te nutre de experiencias inimaginables…ayer reí como loca con mi beba de 1 año, puedes creerlo ella era la que me hacía csrcajearme hasta las lágrimas, me hacía pitorrillas en mi panza cada vez más fuertes y se reía la canijilla, me daba tantas cosquillas su boquiabierto en mi vientre que le pedi que parará y no lo hacía me hacía más fuerte y se reía con tantas ganas la traviesas. ….jajaja todavía me acuerdo y me río. .. fueron unos momentos de feroz alegría y comunión con mi hija…he querido hacer un blog como el tuyo desde que sentí esa misma necesidad de gritarle al mundo lo maravillosa que es la experiencia de ser madre, pero a que hora? Sin embargo chicas como tu me motivan a escribir y a evangelizar , entre comillas, acerca de la lactancia y sus enormes beneficios. Luego te platicare lo que he podido comprobar con mi hija de 5 años. ….mientras saludos y hasta pronto….ya se durmió mi bebe después de tomar su elixir de amor….

    1. Hola Isela,
      Me reía solo de imaginar el momento con tu nena. Yo te diría, si lo sientes y tienes la inquietud, adelante, hazlo. ¡Voces hacen falta muchas!
      Estoy segura que cada testimonio de madre, ayuda a otra a saber que es posible.

      Saludos,
      Linda

  2. Felicidades Linda en este nuevo proyecto.
    Tienes a tu lado el motor principal que te ha llevado a esta empresa, tu primer bebé.
    Es el difícil, pero infinitamente gratificante oficio o arte de ser mamá; acompañado de una enorme responsabilidad que antes ni siquiera imaginabas.
    Enhorabuena!!

    1. Muchas felicidades Linda me fascinó la manera tan sensible de expresar todo lo que la maternidad ha provocado en tí. Hablas desde el corazón y logras de manera muy nítida conectar tus emociones y pensamientos con tus palabras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *